Las salidas de emergencia son fundamentales para la seguridad, para prevenir cualquier incidencia en un local o edificio. Está comprobado que las tragedias que han pasado en discotecas, bares u otros lugares públicos ha sido por la falta de una puerta donde pudieran salir los asistentes del evento o lugar.

Las puertas de emergencia permiten una evacuación segura, por lo tanto, son esenciales para salvar la vida de las personas. Por normal general este tipo de salidas se exigen en hospitales, colegios, hoteles, cines, salas de espectáculos, y otros locales que tengan las siguientes características:

  • Coincidan en su interior más de 50 personas.
  • El local cuente con más de 1.000 metros cuadrados.

Medidas que deben cumplir las puertas o salidas de emergencia


  • Deben tener salida a la calle, a un pasillo que esté protegido o una escalera hermética. No pueden cruzar otras zonas del local.
  • Tienen que abrir hacia el exterior, de modo que se pueda salir empujando la puerta hacia fuera.
  • El trayecto hasta llegar a una puerta de emergencia no puede superar los 25 metros.
  • Si el edificio tiene varios pisos, cada piso debe contar al menos con dos puertas de emergencia, separadas entre ellas.
  • La señalización indicativa de salida de emergencia se debe colocar a una altura máxima de 2.20 metros y el cartel debe ser legible a 20 metros de distancia.
  • Las puertas de emergencia nunca deben estar bloqueadas, se deben poder abrir con facilidad y no debe haber ningún obstáculo para su acceso.
  • Las puertas normalmente son metálicas, pero si fueran transparentes deben estar hechas de vidrio de seguridad.
  • En cuanto a las medidas de la puerta, el alto debe ser mínimo de 2.03 metros y el ancho de 0.9 metros, para máximo 100 personas. El ancho se verá incrementado en 60 centímetros por cada 100 personas adicionales que deban abandonar la sala por esa puerta.

Artículo creado con información de innmotion.es.