Las alarmas contra incendio son aparatos básicos que todo inmueble debe tener, son indispensables para evitar pérdidas materiales o humanas, así como accidentes graves.

Hay dos tipos de alarmas: manuales y automáticas. La elección dependerá de tus necesidades y las características del inmueble.

Alarmas automáticas

Detectores de calor
Son sistemas económicos, ideales para hogares y oficinas pequeñas. La única desventaja es que cuentan con sistemas lentos  para reaccionar ante un incendio.

Detectores de humo
Este sistema es el más común y utilizado, es perfecto para casas y edificios. Hay varios modelos de detectores de humo, su elección dependerá del tamaño del inmueble, pisos y metros cuadrados.

Detectores de humo para ductos
Se utilizan como sistemas de prevención, es ideal para oficinas, industrias y edificios grandes.

Alarmas manuales

Convencionales
Son equipos que mandan las señales a la central de incendios por zonas. Son ideales para espacios reducidos.

Analógicos
Se trata de equipos que comunican la señal de forma independiente, por lo tanto, se puede identificar el detector, pulsador o sirena que fue activada.

Sin importar el modelo, es importante brindar el mantenimiento adecuado para que funcione a la perfección y evitar accidentes.

¿Necesitas ayuda? Contáctanos, te ayudaremos a seleccionar el equipo ideal para tu inmueble